Sunday, March 18, 2012

FIEBRE DE FIXIES EN PR!!!!!

Una linda fixie marca State Bicycle Co.

Hace unos 2 años veías una que otra por Santurce, o por Condado.  Ahora las ves a todas horas y por todas partes de San Juan, Ponce, Guaynabo, Caguas, y otros lugares.  Han arropado a nuestra isla, y si la tendencia continúa pronto veremos muchísimas más en nuestras calles.  Estamos hablando de las bicis mejor conocidas como 'fixies'.

Una fixie es una bicicleta con piñón fijo ('fixed gear'), en vez de piñón libre ('freewheel).  Esto quiere decir que los pedales siempre se están moviendo hacia al frente.  No es posible dejar de pedalear con una de estas bicis.  Normalmente estas bicis solo tienen una velocidad.  

Cualquier bici que tenga el piñón fijo técnicamente es una fixie, ya sea ésta una burra playera, u otro tipo de bici.  Pero la palabra fixie hoy día es sinónimo de las bicis de tipo pista/velódromo ('track bikes').  Las fixies toman su inspiración de las bicis de competición en velódromo (El velódromo es una pista ovalada donde se compite en bicicleta.  Algo así como lo que es el hipódromo para los caballos).  Estas bicis están entre las más antiguas, y figuran hace décadas en los Juegos Olímpicos.  De hecho, cuando se inventó la bici todas las bicis eran de piñón fijo.  Años más tarde se añadieron el piñón libre, y los cambios.  Las primeras competencias de la más famosa carrera ciclista profesional, el Tour de France, fueron en bicis de piñón fijo.

Antigua bici de velódromo, año 1959

Las bicis de velódromo, además de ser de piñón fijo, y de tener una sola velocidad, no tienen frenos.  Esto es porque en el contexto altamente controlado y reglamentado del velódromo no es necesario usar frenos.  Naturalmente, en un velódromo tampoco hay carros, peatones, etc.

Moderna bici de velódromo, año 2009

La fixie, entonces, se ha usado en el deporte del ciclismo por muchos años.  Pero, a fines del siglo pasado, estas bicis comenzaron a aparecer en las calles de las grandes ciudades de Estados Unidos.  Los mensajeros en bici de la Ciudad de Nueva York fueron entre los primeros en adoptar las bicis de velódromo para uso en la calle.  La razón para hacerlo era completamente práctica. En aquel entonces, las bicis más comunes en la ciudad eran 'mountain bikes'.  La mayoría de los mensajeros trabajaban en mountain bike (algunos todavía lo hacen).  Pero ellos no eran los únicos usando mountain bikes en la ciudad.  También las usaban, por ejemplo, los que entregan comida de restaurante a domicilio (este tipo de entrega es muy común en Nueva York, donde hay miles de restaurantes de todo tipo, y donde mucha gente no tiene tiempo para cocinar, o no quiere cocinar, o no tiene cocina en su diminuto apartamento).

Mensajero en bici, año 1914

La mountain bike era el tipo de bici más codiciada en la calle, y por ende la que más se robaban también.  Los mensajeros descubrieron que era una ventaja tener una fixie, pues los ladrones no sabían cómo montarlas, y les asustaba el que no tuvieran frenos.  Por eso los ladrones no se robaban las fixies.  Los mensajeros también se dieron cuenta que las fixies eran más livianas, y más veloces que las mountain bikes en la carretea.  También observaron que las fixies eran más sencillas de operar, y que no requerían tanto mantenimiento.  Muchas de estas fixies que comenzaron a usar los mensajeros eran viejas fixies con cuadros en acero, que hace años habían sido suplantadas por nuevas bicis de competición con cuadros en aluminio, o en carbón.  Estas fixies se podían conseguir usadas a muy buen precio, o a veces hasta gratis -- otra buena razón para los mensajeros usarlas para trabajar.  Otras eran viejas camellas con cuadros en acero, que se modificaban para convertirlas en fixies.

Las fixies eran, pues, simplemente bicis que le permitían a los mensajeros hacer mejor su trabajo.  Por eso fueron ellos entre los primeros en usar este tipo de bici -- que hasta entonces se había usado solo en el velódromo -- en la ciudad.

Mensajero en bici, año 2004

A principios de este siglo, al mismo tiempo que la bici en general empezó a usarse más como un medio de transporte en las grandes ciudades de Estados Unidos, las fixies comenzaron a cobrar popularidad con otros citadinos, no solo mensajeros.  Comenzó también a formarse lo que algunos llaman la 'cultura' o el 'estilo de vida' de la bici.  Hoy en día las fixies son uno de los tipos de bici más comunes en la ciudad.  Tanto así que en algunas ciudades de Estados Unidos ahora ven más fixies que mountain bikes.  Las fixies también se han hecho populares en Europa, en Asia, y en América Latina -- aunque quizás no tan populares como en Estados Unidos, pues en estos continentes siempre ha habido muchos tipos de bici en la ciudad, y la bici se ha usado como medio de transporte por mucho tiempo.  

Algunas fixies, y sus dueños y dueñas, también se caracterizan por su individualidad y originalidad.  A muchos de los que montan fixie les gusta personalizar sus bicis, y modificarlas a su gusto.  Por eso, por ejemplo, puede uno ver fixies muy coloridas, y que llaman mucho la atención. 

En nuestra isla actualmente hay un crecimiento exponencial en el uso y venta de fixies.  Se estima que actualmente se venden alrededor de 300 fixies nuevas mensuales en las tiendas de bici de la isla.  Mucho de este crecimiento se debe al esfuerzo y dinamismo del arquitecto Luis Rafael 'Rafi' Robles, quien también es apasionado de las fixies.  Robles es uno de los fundadores del conocido colectivo de ciclistas PR Fixed, y también de Ecomensajería, el primer servicio de mensajería en bici en P.R.  Robles también fue clave en la creación de la Liga de Bicipolo de PR.



Gracias a la recién fibre de fixies, todos los miércoles a eso de las 9 PM, en el Parque del Indio (Condado) se reune un grupo de ciclistas -- la mayoría de ellos en fixies -- para montar y disfrutar de sus bicis.  Este grupo, que comenzo con menos de una docena de ciclistas que eran amigos, ahora pueden llegar a nombrar hasta cien ciclistas.  También se celebran distintos tipos de eventos para bicis fixie, como lo son las carreras tipo 'alleycat', y otros.  

El ciclista de bici fixie (también conocido como 'fixero') en P.R. tiende a ser un joven entre las edades de 18 a 34 años de edad, y tiende a ser masculino.  Pero esto aparenta estar cambiando.  Cada vez se ven más mujeres montando fixies, y más gente de todas las edades.  Mucha gente que no montaba bici desde niño ahora se ve motivado a montar bici, gracias a la fiebre de fixies.

Chica fixera con su fixie

Existen en la isla varias marcas de fixies, a distintos niveles de precio.  Nuestra opinión es que, para adquirir una fixie nueva de buena calidad, es necesario gastar al menos $400.  Aconsejamos a los que quieran comprar una fixie nueva que, si el cuadro es en acero (la mayoría de las fixies tienden a tener cuadro en acero), solo compren una fixie con cuadro hecho con 100% cromoly.  El cromoly es más liviano, y más fuerte que el acero inferior que se usa en las marcas más baratas de fixies.  También recomendamos que busquen fixies que estén disponibles en al menos 5 tamaños de cuadro.  Es más fácil acomodarse bien en la bici cuando hay más tamaños de cuadro para escojer -- especialmente para nosotros los boricuas, que tendemos a ser un poco más bajitos que nuestros vecinos al norte.  Un tamaño de cuadro correcto también ofrece mayor seguridad al ciclista.

A diferencia de otros tipos de bici, una diferencia de solo $100 en el precio de una fixie nueva puede hacer una diferencia enorme en calidad.  Recomendamos no se fijen solo en los colores de la bici, o en lo 'linda' que se ve.  La calidad, seguridad, y durabilidad de las fixies, como las de cualquier bici, son importantes y esenciales.  

La marca de fixies State, que está a la venta ya en varias tiendas de bici en P.R., es un ejemplo de una marca de fixies que ofrece alta calidad a precios razonables (menos de $500).  Las bicis State están disponibles en 5 tamaños de cuadro.  Otras marcas que hacen fixies de buena calidad y que están disponibles en la isla incluyen: Cinelli, Leader, Dodici, All-City, Fuji, Eighth Inch, Surly, Bianchi, Pake, etc.


Algunos alegan que la fiebre de fixies es una mera moda importada de afuera, y como toda moda extranjera pronto morirá.  Otros aseguran que este es solo el comienzo de fiebre de fixies, y que es un fenómeno permanente.  Hasta el momento, lo que vemos en la calle parece dar la razón a los profetas de la permanencia de las fixies.  Parece un hecho incontrovertible que las fixies le están dando cada vez más fuerza, y más presencia a la bici en nuestra isla.  En un país que se ahoga en un mar de carros como el nuestro, la fiebre de fixies brinda esperanza para todos los ciclistas.  Por eso hay que brindar con champán por la llegada de las fixies a nuestros lares.

Dicho esto, a pesar de todas las ventajas que tiene una fixie para mucha gente, las fixies no son para todo el mundo.  La bici perfecta no existe, y las fixies no son la excepción a esta regla.  Las fixies pueden convenir a unos, pero a otros no.  Por ejemplo, hay gente que no quiere que los pedales estén en movimeinto todo el tiempo.  Hay gente que no se siente cómoda, o que no le gusta la geometría tipo 'agresiva' que tienden a tener las fixies.  A otra gente no le gusta las gomas finitas que tienen la mayoría de las fixies.  A otros no les gusta estar frenando con las piernas (en el caso de fixies sin frenos), o no les gusta montar con una sola velocidad.  Las fixies tampoco tienden a ser muy buenas para transportar cosas, o para ir al trabajo, por ejemplo.

Afortunadamente, para este tipo de gente existen otros tipos de bicis urbanas que pueden ser más apropiadas, y más prácticas.  En nuestro próximo artículo ofreceremos otras alternativas de bicis urbanas para aquellos que no se hayan contagiado con la fiebre de fixies, o para los que quieran tener otros tipos de bicis urbanas en adición a las fixies que ya tienen.    

11 comments:

  1. Es bueno tener mas ciclistas urbanos en la isla, mucho mejor usando ropa normal para disfrutar de la ciudad y aun mas perfecto ver damas usando bicics para moverse a cortas distancias. Asi se rompe el mito de que no se puede, necesitamos mas damas en bici, asi mas caballeros las usaran tambien.

    La moda del fixie combina los elementos de colores llamativos y poco mantenimiento, exito a todos con sus fixies!!!

    ReplyDelete
  2. Yo no tengo fixie (no es para mi aunque se ven brutales), pero he comenzado a pedalear por la ciudad poco a poco. Donde vivo no se corre en grupo ni nada de eso, asi que me transporto a SJ para poder correr acompañada. Espero ver que otras bicis urbanas se van a recomendar en este blog (la mia es una folding). A correr se ha dicho.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Donde conseguista la folding he buscado por todos lados en internet y en ningun stio las envian a puerto rico.

      Delete
  3. Lunes y miercoles en condado a las 9:30..parque del indio

    ReplyDelete
  4. Y las Retrospec la recomiendan?

    ReplyDelete
  5. donde venden las fixies?

    ReplyDelete
  6. KontrastRide.com

    ReplyDelete
  7. SUPER CARAS ESO ES UN CUADRO DE CAMELLA CON PINON FIJO, POR QUE TAN CARAS POR LA MODA?

    ReplyDelete
  8. Las fixies estan cool, pero yo me he curado por todo San Juan, Condado, Ocean Park e Isla Verde y es en una BMX. Para los gustos los sabores.

    ReplyDelete
  9. DOnde consigos los aros con banda ancha???????

    ReplyDelete